Venezuela cuenta con la primera Casa de Intercambio de Criptoactivos

 Con la visión de ser la casa de intercambio de criptoactivos más importante de Venezuela, nace Menex, para ser los facilitadores en el intercambio entre criptoactivos, criptomonedas y bolívares para clientes naturales y jurídicos. La transparencia en cada una de las transacciones está respaldada por la trayectoria del equipo creador y por ser una de las pocas empresas que se encuentra inscrita, en la Superintendencia de los Criptoactivos y Actividades Conexas Venezolana (SUPCACVEN).

Con la finalidad de ampliar el naciente ecosistema comercial y financiero de criptoactivos y tokens, un grupo de venezolanos con amplia experiencia en el manejo de estas innovadoras tecnologías, decidieron darle forma a Menex, un proyecto dedicado a ser el facilitador en el intercambio entre criptoactivos, criptomonedas y bolívares a través de la tecnología de Cadena de Bloques (Blockchain).

Menex Casa de Intercambio de Criptoactivos, es una compañía privada que tiene como finalidad, permitir a los usuarios comercializar criptomonedas por bolívares y/u otras monedas digitales. Como en las tradicionales exchanges, el precio de los criptoactivos lo determinará la libre oferta y demanda que esté planteada en el mercado en el momento de la transacción.

Otra de las finalidades de la empresa, es colaborar con la elaboración de manuales de prácticas exitosas que posteriormente se conviertan en marcos legales de referencia, para el uso de criptomonedas y la tecnología blockchain en todo el territorio nacional, además de ser la referencia global en el manejo de productos financieros con criptomonedas.

El contexto global en el que nace Menex, permite brindarle a los usuarios seguridad, integridad y equilibrio contable, justo ahora que el mundo la emisión del dinero se encuentra más controlada por los estados y la banca, donde las plataformas de pago son lentas y costosas, en donde existen limitaciones para transferir capitales y la privacidad y seguridad son vulnerables.

A través de su Casa de Intercambio y de los sistemas de criptomonedas, Menex ofrece a quienes quieran participar en su plataforma, transparencia en las operaciones ya que los registros son únicos, ofrece reducir el tiempo y el costo de las transacciones, y eliminar la necesidad de utilizar agentes financieros.

La comunidad venezolana de criptomonedas, ha venido realizando diversos esfuerzos desde el año pasado para difundir públicamente las ventajas de utilizar estas nuevas tecnologías en el país. A través del trabajo conjunto de varias empresas, startups, proyectos e iniciativas privadas, ha logrado hacer crecer el impacto y la utilidad de estas herramientas tecnológicas y financieras en Venezuela. Menex, como la primera casa de intercambio de criptoactivos licenciada por el Estado venezolano, es otro más de los logros de este esfuerzo conjunto de la comunidad venezolana entusiasta de las criptomonedas y la tecnología blockchain.

En cuanto a tecnología se refiere, Menex emplea el trading engine VEX (Virtual Exchange Engine), provisto por las empresas XCP Host y Sistemas Timitacon, el cual está basado en uno de los núcleos de software libre más robustos del ecosistema de las criptomonedas, que permite la estabilidad de la plataforma de forma flexible para la paulatina adaptación a las distintas necesidades que se presenten los mercados de criptoactivos venezolano y global.

Es importante destacar, que la operación de Menex estará sujeta inicialmente a las normativas legales internacionales de los exchanges de criptomonedas en todo el mundo, siguiendo en especial los lineamientos de Antilavado de Dinero (AML) y Conocimiento del Cliente (KYC) para evitar operaciones ilícitas. Además, Menex cuenta con normativas de seguridad informática preconcebidas gracias a la asesoría de la empresa proveedora del trading engine VEX.

En cuanto a las normativas internas, Menex cuenta con un manejo de fondos e información de usuarios que cumplen con los estándares tecnológicos más eficientes y actualizados. Dichos manuales de operación han sido diseñados en conjunto con las empresas proveedoras de su plataforma tecnológica, es decir: trading engine, almacenamiento de datos, esquemas de seguridad informática y manejo de tokens internos y carteras de criptomonedas.

Una mirada al pasado

La primera criptomoneda que empezó a operar fue el bitcoin en 2009. Actualmente, se encuentran en circulación una variedad con diferentes características y protocolos, como es el caso del Litecoin, Ethereum, Ripple, Dash, Dogecoin, entre otros.

A casi una década de la aparición del bitcoin en el ámbito financiero y su consagración como la moneda digital más popular, el uso de medios de pago digital es una tendencia global, las criptomonedas estimulan la bancarización de la población y su presencia en la cotidianidad se evidencia cada vez más.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...