Luego de enterarse que tenía un cáncer de mama, la costurera Regina Stanila decidió asumir esta enfermedad como un reto más y emprendió este proyecto que les devuelve la autoestima a mujeres que le han  realizado una mastectomía.

En sus inicios, a través de la alcaldía de Chacao, en el año 2015, participó en un curso “Escuela de Emprendedores”, con el que posteriormente, logró postular el proyecto Trofeo Viviente, para el Premio Citi al Microempresario, en el cual obtuvo el segundo lugar mención producción a nivel nacional. Regina Stanila, caraqueña de 55 años de edad, sobreviviente al cáncer de mama, realiza sostenes con implantes externos, de bajo costo, para las mujeres que han sufrido este tipo de cáncer y han tenido que someterse a una mastectomía. Con este proyecto, ella busca que las mujeres recuperen su autoestima y encuentren un poco de luz y alegría en medio de esa enfermedad.

Stanila dijo llena de satisfacción: “Me llena de orgullo haber participado en este premio, debido a que este tipo de programa social le brinda a la persona el valor, admiración e inspiración por el trabajo y el esfuerzo que realizamos día a día para aportar un granito de arena a la sociedad”.

“Con el premio pude hacer más prótesis y ayudar a más mujeres”

Regina, expresó que: “El premio lo pude invertir para la elaboración de las prótesis, pude comprar más material para el relleno como micro anime y tela lycra, ambos importados, y por ende aumentar la cantidad de prótesis al mes, para así poder ayudar a más mujeres que requieren de este emprendimiento y que además muchas vienen de lugares recónditos de nuestro país”.

Cuando la emprendedora comenzó, producía entre 15 a 25 prótesis; con la ayuda del premio y la difusión de su emprendimiento a través de los medios de comunicación, pudo ampliar su gama de clientes y actualmente tiene una capacidad de producción entre 50 y 80 prótesis y sostenes al mes, destinados a la venta, sin embargo, han realizado cuatro importantes jornadas en las que han donado el producto a más de 400 mujeres mastectomizadas.

Adicionalmente, Stanila destacó que: “a través del Premio Citi se han abierto más puertas para dar a conocer este maravilloso emprendimiento y además me ha servido de aval para acercarme a otras personas que pudieran también colaborar con esta iniciativa, fue una excelente oportunidad haber concursado y actualmente ser fuente de inspiración, sobre todo para las mujeres con mastectomía, queda demostrado que cuando se tiene voluntad y ganas para hacer las cosas, todo es posible”.

El Premio Citi al Microempresario, es un reconocimiento anual que otorga Citibank Venezuela y la Fundación Citi, con el apoyo de la Asociación Civil Centro Lyra, el cual abre cada año sus puertas para que todos aquellos que estén desarrollando nuevas ideas continúen motivados aportando un bienestar a la sociedad.

“Todo comenzó ayudándome a mí“

Mientras Regina estaba trabajando en el taller de costura, se vio una deformidad en la mama, pero nunca pensó que era algo malo, luego comenzó a observar que esa deformidad se pronunciaba un poco más y es ahí cuando decide ir al médico para realizarse la mamografía, posteriormente, le hicieron una biopsia que confirmaba que tenía un cáncer en la mama izquierda.  Todo esto ocurrió en enero de 2010, con ganas de vivir y llena de esperanza, Regina comenzó el tratamiento de quimioterapia, luego le realizaron la mastectomía y después iniciaron los ciclos de radioterapia.

“A raíz de la mastectomía, yo me ponía un trapito enrollado porque decidí no reconstruirme el seno, y sinceramente me sentía mal poniéndome ese trapito allí y fue en ese momento cuando mis compañeras de costura empezaron a inventar y a ingeniárselas para hacerme sentir mejor y utilizando sus conocimientos en el área, comenzamos a crear algo con forma de mama que me pudiese colocar y lo logramos, luego creamos una prótesis externa que cubriera el espacio”, destacó Regina.

Adicionalmente, la emprendedora expresó que: “yo quería que así como yo recuperé esa alegría de vivir, lo hicieran todas las mujeres que han pasado por lo mismo, por lo que buscamos financiamiento para hacer todos los años una jornada de donación de nuestros productos a mujeres de escasos recursos”.

Además, Stanila realiza piezas de trajes de baño para las mujeres con mastectomía, diversos estampados y modelos, adaptadas a cada figura, evitando que se note la imperfección.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...