Juegos, obsequios y actividades deportivas formaron parte de la celebración, donde los protagonistas fueron más de 600 niños, hijos de los trabajadores de la empresa Coposa

En medio de gran algarabía y un sol radiante que acompañó la jornada, Coposa recibió a más de 600 infantes, hijos de los colaboradores de la organización, para celebrar junto con ellos un día diferente, lleno de atracciones y sorpresas, en tiempo de vacaciones escolares. La actividad se llevó a cabo en los espacios abiertos de la planta de producción de Coposa, en Acarigua, del estado Portuguesa.

A lo largo de todo el día se respiró una gran alegría y armonía entre los asistentes. Los niños recibieron obsequios, participaron en diversas actividades recreativas, practicaron deportes y disfrutaron de meriendas y regalos.

Los espacios de la planta oleaginosa fueron ocupados por 7 inflables de diferentes tamaños, además de 3 camas elásticas y otras estructuras para la práctica deportiva de bateo y cancha de fútbol, además de una piscina de pelotas acuáticas. Los más pequeños también tuvieron su espacio, con atracciones que se colocaron en un área preparada especialmente para ellos.

Dos tarimas dispuestas en el área de recreación sirvieron de escenario para la presentación de un show de magia y títeres, además de payasos  y actividades para los niños, quienes por su participación obtuvieron premios sorpresas.

No faltaron los perros calientes, tequeños y las golosinas que complementaron un día recreativo y de gran atracción para pequeños y grandes.

Para Coposa, la jornada concluyó con la satisfacción de haber brindado un día de sano esparcimiento a los hijos de sus trabajadores, afianzando así su interés por seguir brindando bienestar a quienes trabajan con compromiso, en el cumplimiento de sus responsabilidades laborales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...