Sociedad Anticancerosa de Venezuela celebra sus 70 años batallando contra el cáncer

El gerente general de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, doctor Juan Saavedra, indicó que la meta de la institución es que la enfermedad deje de ser sinónimo de muerte. La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) se prepara para celebrar su 70 aniversario con el compromiso de multiplicar sus esfuerzos, para reducir las cifras de incidencia y de mortalidad de esta enfermedad entre los venezolanos.

Esta institución sin fines de lucro nació el 12 de noviembre de 1948, cuando un grupo de hombres visionarios de distintos ámbitos decidieron crearla para luchar contra el cáncer, considerado una enfermedad terrible y cuyas primeras víctimas eran segregadas socialmente. El doctor Juan Saavedra, gerente general de la SAV, señaló que “un hito importante en estas 7 décadas fue el Hospital Padre Machado, que fue inaugurado en 1959 y pasó a manos del Gobierno en 2007, y el cual le permitió atender todas las fases: educación y prevención, pesquisa, cirugía y tratamiento. “Fue una institución líder en América Latina y permitió que muchos médicos  se formarán en oncología”, comentó.

Otro momento importante fue la fundación de la Clínica de Prevención del Cáncer (CPC), “cuya misión es fundamentalmente educativa, preventiva y de diagnóstico precoz de la enfermedad, ya que si se detecta a tiempo las posibilidades de vida del paciente son mejores y el pronóstico también”. La CPC es una entidad líder en educación y prevención, dado que cuenta con equipos de última generación y personal altamente calificado para atender a la población venezolana. Otro avance lo constituyen las clínicas móviles que atienden de forma directa  las comunidades. “Actualmente estamos creando una con mamógrafo portátil”, precisó.

Programas bandera

Saavedra destacó que la SAV cuenta con otros programas como La lonchera de mi hijo, para educar en nutrición y prevención; la página web educativa de Ayuda al paciente oncológico; y el sitio cancervenezuela.org, donde están las estadísticas más actualizadas sobre la incidencia y mortalidad de cáncer en Venezuela.

Afirmó que actualmente el Programa de Ayuda Integral al Paciente Oncológico está realizando 100 operaciones para cáncer de mama, gracias a convenios con varias clínicas e instituciones privadas. “Esas personas están siendo operadas y contarán con el tratamiento completo de quimio y radioterapia”. Asimismo, se está desarrollando un programa de formación profesional dirigido a los médicos, para que se formen con especialistas en oncología, acompañado de un programa de becas para que algunos puedan realizar estudios en el extranjero. Saavedra indicó que para el futuro la SAV sueña con “tener un hospital nuevo, bien sea construyendo la sede, buscando nuevas estructuras o estableciendo alianzas para atender más personas”.

Explicó que la SAV obtiene los medios que necesita para funcionar a través de los recursos propios que genera la CPC, de benefactores públicos y privados, así como del Bono de la Salud, cuyos maratones de radio y televisión forman parte de la historia de la entidad y del país, y el cual será ahora electrónico.  “El venezolano es muy generoso y ha apoyado siempre a la Sociedad a lo largo de su existencia. Esperamos seguir contamos con la solidaridad de la gente, pues nuestra meta es lograr que  “el cáncer no sea sinónimo de muerte, sino que la convirtamos en la enfermedad crónica mas curable”, manifestó. Por eso, recordó la importancia del diagnostico precoz y que se invierta en esa materia. “Contamos con las herramientas y el personal para hacer pesquisas tempranas y reducir las cifras de incidencia y mortalidad, que en 2017 registraron un aumento de 15% respecto al año anterior”, indicó.

Brindando por la presentación del libro “Dejando Huella”,  La obra escrita por los periodistas Enrique Castejón y Silvia Bernardini es una compilación de los grandes éxitos de la institución que arriba a su 70º aniversario

En el marco de su 70 aniversario, la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) presentó y bautizó el libro “Dejando Huella: Historia de una lucha solidaria contra el cáncer” en el Salón Naiguatá del Hotel Tamanaco, en Caracas. El texto escrito por los periodistas Enrique Castejón y Silvia Bernardini recoge la trayectoria y los logros de esta institución sin fines de lucro dedicada a la prevención, educación, investigación, pesquisa y tratamiento frente a esta enfermedad que sigue siendo una de las principales causas de muerte en Venezuela y el mundo. La SAV nació el 12 de noviembre de 1948 en el Club de Los Cortijos, gracias al impulso del doctor Alejandro Calvo Lairet, y a lo largo de siete décadas ha servido a los pacientes oncológicos, a los profesionales de la salud y al público en general a través de sus programas de prevención, educación, detección precoz y tratamiento adecuado, con el apoyo y solidaridad de todos los venezolanos.

El presidente de la organización, doctor Cono Gumina, indicó que el libro “es una relación histórica vivencial, llena de testimonios de quienes han estado vinculados a nuestra institución, de manera directa e indirecta, y que han sido testigos fundamentales  de esta nueva visión médica, profundamente humana, frente al drama que suele involucrar al cáncer”.

Hablan los autores

El periodista y docente universitario Enrique Castejón señaló que el libro, cuya escritura tomó unos 6 meses, “es un relato fluido y agradable de leer sobre una organización con una misión muy noble y fuerte, y que afecta mucho a la sociedad”. Señaló que el texto, que contó con la coordinación editorial de Comstat Rowland,  “no es una historia cronológica sino que resalta los grandes hitos de la SAV uniendo las voces de muchas personas, por lo que el reto fue darle coherencia al relato, lo que no fue nada fácil”. Explicó que en la gesta de la SAV resaltan “la solidaridad y la humanidad de muchas personas en función de un bien común, así como el espíritu de entrega  y la colaboración del pueblo venezolano”.

Por su parte, la periodista y miembro de la junta directiva de la SAV, Silvia Bernardini, expresó que la idea del libro surgió hace varios años durante la presidencia del doctor Fernando Guzmán Fajardo, “pero no fue hasta ahora que se logró concretar”. Bernardini, que ha estado vinculada a la SAV, indicó que el texto “es un ejemplo de cómo la sociedad venezolana puede unirse alrededor de una causa, y mantener la visión del doctor Calvo Lairet de que se pueden resolver los problemas del país con una empresa privada fuerte y sólida y el concurso del Estado”. “La SAV ha sido capaz de mantenerse a pesar de las vicisitudes porque ha contando con la solidaridad de todos los venezolanos, con el compromiso de una gran equipo humano, y porque su misión de investigar, prevenir, tratar pacientes y formar médicos no va  acabar nunca y es una referencia para las nuevas generaciones”, afirmó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...