Sefar Universal brinda la obtención de nacionalidad española por origen sefardí como opción de emigración segura

El Estado español restituye la nacionalidad española a los descendientes de judíos sefarditas, previa comprobación histórica y genealógica del origen, sin necesidad de vivir en España. La nacionalidad conlleva las ventajas de pertenecer a la Comunidad Económica Europea. Las aplicaciones se podrán realizar hasta el próximo 23 de septiembre, a través del portal de SEFAR Universal.

El plazo para formalizar la solicitud de la nacionalidad española por la comprobación del origen sefardí en territorio español, podrá ser aprovechada hasta el próximo 30 de septiembre de este año, aunque serán recibidas hasta el 23 de este mes por la tramitación de los documentos que deben acompañar la gestión. Así lo informó Crisanto Bello, presidente de SEFAR Universal, bufete de abogados con sede en Madrid y Sevilla y presencia en Venezuela, Colombia y Estados Unidos, quienes se han especializado en la investigación genealógica e histórica de los orígenes sefarditas, para proporcionar el servicio de búsqueda y comprobación documental a los solicitantes y acompañarles en las gestiones legales para la exitosa obtención de la nacionalidad española.

La concesión de la nacionalidad española por esta vía se basa en la legislación aprobada por el Congreso de Diputados de ese país con el fin de resarcir las injusticias cometidas contra esa comunidad a finales del siglo XV. Se trata de la Ley 12/2015, que entró en vigor el 1° de octubre de 2015 por un período de tres años y que fue prorrogada por un año más en 2018, por lo que en septiembre de 2019 culmina la aceptación de casos.

La concesión de la nacionalidad requiere que se justifique la condición de sefardí originario de España y la especial vinculación con ese país.

La justificación histórica

La Ley 12/2015 busca reparar las consecuencias de un edicto proclamado por los Reyes Católicos en 1492, pocos meses después de la toma de Granada, en el que daban a los judíos un plazo de cuatro meses para convertirse al catolicismo o abandonar sus reinos. Quienes permanecieron en España sin renunciar a su fe religiosa tuvieron que enfrentarse a la Inquisición, institución guardiana de hacer cumplir esa ortodoxia.

Dada la enorme importancia en todos los ámbitos de la comunidad hebrea en España, el edicto tuvo un gran impacto. Según investigaciones de historiadores hispanistas, a la disyuntiva planteada entre la conversión y el destierro, unos 40 mil a 50 mil judíos decidieron abandonar España, de un total de 80 mil que habían construido sus hogares, familias y prósperos negocios en esas tierras. El resto optó por bautizarse en una conversión forzosa.

Más de 500 años después, el Estado español ha ofrecido reparar el daño ocasionado a la comunidad judía de ese país, reconociendo y otorgando la nacionalidad a sus comprobadamente descendientes.

La restitución no depende de apellidos o de religión, sino de documentos que demuestren la línea ascendente hasta un judío sefardí, con partidas de nacimiento, matrimonio, bautismo o conversión hasta llegar un antepasado directo que haya profesado la religión hebrea, por la rama sefardí, en territorio español.

El procedimiento

Para aprovechar al máximo esta oportunidad, el bufete de abogados SEFAR Universal ha activado una atención de 24 horas con la finalidad de recibir y canalizar las solicitudes que se produzcan en este período de cierre. Igualmente, está desarrollando una amplia campaña de difusión para llevarles la información a quienes deseen obtener la nacionalidad española con el objetivo de emigrar a ese país con un status seguro o, simplemente, para tener acceso a las oportunidades que conlleva el pertenecer a la Comunidad Económica Europea.

“Para investigar la posibilidad de acogerse a esta ley no es necesario profesar la religión hebrea o tener conocimiento de alguna vinculación familiar con un antecesor sefardí español. Muchas de las personas que se han beneficiado de esta ley no conocían ese pasado, que fue descubierto gracias a nuestra fortaleza de contar con un grupo de genealogistas expertos y abogados especializados en procesos de obtención de la nacionalidad española e inmigración”, indicó el presidente de SEFAR Universal, Crisanto Bello.

Para quienes deseen explorar esta vía, lo importante es iniciar el proceso de solicitud lo más pronto posible. Esto se puede realizar a través de la página web de SEFAR Universal (www.sefaruniversal.com) hasta el 23 de septiembre. “Una vez que nosotros formalizamos la solicitud, el expediente queda abierto y se rige por esta misma ley”, destacó Bello. Luego el proceso sigue su curso en manos de los expertos genealogistas del bufete, quienes en muchos casos se deben remontar entre quince y veinte generaciones anteriores hasta dar con la comprobación de un antepasado sefardita. “A partir de ese momento contamos con la comprobación del origen sefardí y se logra la emisión de un certificado que lo avala por parte de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) o de la Comunidad Judía de Oporto o de Lisboa, según los resultados arrojados por las investigaciones”, explicó.

Ese documento es muy importante, dado que el Estado español lo exige para otorgar la nacionalidad. “El certificado de la Federación es una pieza fundamental. Antes el gobierno español permitía que los solicitantes fuesen a España a firmar ante el notario con certificados de otras instituciones, pero detectaron que se estaban presentando documentos que no eran correctos e informes en los que se falsificaba el origen sefardita”, indicó Bello.

Los casos están en manos de la Interpol, quien está adelantando una investigación exhaustiva, pues se trata de una estafa al gobierno español, lo cual tiene pena de prisión. Lo peor es que ante la justicia española el responsable es el solicitante incurso en esa irregularidad, cuando muchas veces son engañados por falsos genealogistas. De allí la importancia de realizar el proceso a través de bufetes y genealogistas comprobadamente expertos.

Por estos motivos se impulsó la constitución de SEFAR Universal, con un equipo multidisciplinario de profesionales en las ciencias de la Genealogía, la Historia y el Derecho, con sedes en cuatro países (España, Venezuela, Colombia y Estados Unidos), en más de seis ciudades (Madrid, Sevilla, Caracas, La Guaira, Barranquilla y Miami). SEFAR Universal es el único bufete especializado en Inmigración y Extranjería que cuenta con tres departamentos de investigadores en las áreas de Genealogía e Historia, con genealogistas certificados y autorizados en el área de genealogías judías y paleógrafos expertos en escritura de los siglos XV al XIX.

“En SEFAR Universal somos amantes de la libertad plena y absoluta, porque creemos que todos tenemos derecho de establecernos en donde queramos hacerlo”, enfatizó Bello. “Por eso nuestro objetivo es ayudar a los solicitantes a trascender las fronteras impuestas por los gobiernos y el incremento de las regulaciones migratorias, que complican establecerse de manera digna en un país extranjero”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...