En beneficio de niños en situación de calle del Municipio Sucre LA MONTSERRATINA ADEREZÓ “OLLA PARROQUIAL”

El Calor que Ayuda llegó al  Centro Juvenil Don Bosco donde se realizó una actividad organizada por la Parroquia María Auxiliadora, en la que los Artesanos del Sabor  llevaron  sus ricos embutidos. Desde hace 14 años la parroquia María Auxiliadora del Municipio Sucre, se ha encargado de realizar una jornada de alimentación llamada “la Olla Parroquial”, cada viernes, para alimentar entre 700 y 800 personas de escasos recursos. En esta oportunidad, la actividad se vio aderezada con el sabor de La Montserratina, que preparó una deliciosa parrilla para más de 350 niños.

 La iniciativa, tuvo lugar en el Centro Juvenil Don Bosco, donde los infantes pudieron saborear los productos característicos de la marca, como: morcillas, salchichas y chorizos. Luis Suárez, coordinador de Mercadeo de la empresa, destacó que, “La Montserratina no es solo parrilla, en esta oportunidad estamos acompañando nuestros productos con bollitos y como ingredientes de la sopa para demostrar que podemos estar presentes en cualquier ocasión de consumo”

El compromiso con la comunidad y los valores solidarios fueron los principales motores que impulsaron a los Artesanos del Sabor a colaborar con esta noble causa. “Reconocemos que la parroquia realiza una labor esencial para nuestra comunidad de Boleíta, por eso queremos ayudarlos. Estos niños  merecen una infancia digna, alejada de todos esos problemas que encuentran día a día en la calle” destacó Suárez.

            La acción forma parte del programa de responsabilidad social de la empresa de embutidos, llamado “El calor que ayuda”, la cual busca apoyar a las comunidades adyacentes y, poco a poco, expandirse para retribuir mucho más a la colectividad.

2000 — Partners’ Hands — Image by © Royalty-Free/Corbis

 Sabores parrilleros seguirán en la olla

 Ernesto Hércules, coordinador de la  Olla Parroquial, señaló que “el objetivo de estas actividades es llevar un mensaje de amor y solidaridad  a las personas de bajos recursos, para mermar un poco su  situación de calle”.

Consciente de ello, los Artesanos del Sabor se han sumado a la iniciativa para seguir colaborando con sus exquisitos productos. El próximo encuentro será  en un campamento organizado por el Centro Juvenil Don Bosco, al que  asistirán  400 niños, 25  de los cuales serán llevados por la parroquia.

Talleres parrilleros, degustaciones y mucha diversión, serán los aportes de la empresa.  “Estamos muy agradecidos con los amigos de la  Montserratina, especialmente por la receptividad y amabilidad que han tenido”   manifestó Hércules.

Compromiso, valores solidarios, y exquisitos sabores, son los elementos que destacan   en esta asociación.  “En la Montserratina nos sentimos muy felices de colaborar con una labor tan especial, y esperamos seguir haciéndolo  más adelante”, destacó el coordinador de Mercadeo de la empresa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...