La obra de Cori De Veer se suma al `Arte del Buen Gusto´ de Licoteca

La réplica fotográfica a gran escala de Rajar, escultura de su más reciente colección, se apreciará en la autopista de Prados del Este

Licoteca sigue promoviendo a los artistas plásticos venezolanos a través de sus diversas plataformas expositivas, creando un punto de encuentro alternativo que busca socializar el arte a través de las obras, todo ello, en el marco de su programa ´El Arte del Buen Gusto´, que desarrolla en alianza con  VitaArte Art Dealers,  bajo la dirección de Lia Di Luca.

Una de sus vitrinas más importante es la valla publicitaria de la autopista de Prados del Este, que se ha convertido en un canal dinámico y efectivo de gestión cultural. En esta, su quinta edición, la joven artista Cori De Veer, se suma a la lista de artistas que han puesto su sello en la valla de Licoteca, con una réplica fotográfica a gran escala de una escultura de su más reciente colección.

La pieza se denomina “Rajar” y en su versión original está hecha en hierro pintado, material que permite representar las capas que para De Veer acompañan las etapas de crecimiento, de todo proceso creativo.

Dice la artista, “Rajar, la novela The Night del escritor venezolano Rodrigo Blanco Calderón, me motivó a aplicar los juegos de palabras, especialmente los palíndromos y bifrontes. Quise integrarlos a mi trabajo, hacer un juego de palabras sin palabras. Hice la serie Palíndromos, obras simétricas (que se leen igual de izquierda a derecha, y a la inversa).

Esta obra es de la serie Palíndromos y se llama así, para poder representar la palabra visualmente. Para mi Rajar tiene muchos significados. Por un lado la asocio a una frase extraordinaria del poeta y escritor Leonard Cohen, “Hay una grieta en todo; sólo así entra la luz”. Por otro, lo ligo al concepto del Kosha, las cinco capas de conciencia del ser. Pero sobre todo, la relaciono a nociones sobre la vida -el nacimiento y la muerte- la luz al final del túnel”.

Así vemos el presente, preparándonos para el futuro, avanzar, para dejar atrás las capas que no se necesitan y que finalmente permiten descubrir el objetivo central, con la claridad y energía que genera la luz propia de cada nación, cómo bien dice la artista, la luz al final del camino.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...