La Isla Feliz invita a sus visitantes a brindar con una pilsener, además de ofrecerles una variada oferta de tragos y bebidas locales.

Aruba es conocida por su interesante y variada oferta culinaria que surgió de la fusión de las más de 90 nacionalidades que conforman su comunidad. Entre los tesoros gastronómicos de la isla se encuentra Balashi, la única cerveza producida con agua de mar desalinizada y sin incorporar aditivos artificiales para crear un sabor único.

Con influencia holandesa y de color dorado, esta pilsener le debe su nombre a la palabra “Balana”, del idioma Aruwak, que significa “cerca del mar”. Su producción comenzó en 1999 y, dos años más tarde, recibió la medalla de oro por parte del  Instituto Internacional de Selecciones de Calidad Monde Selection que se otorga en Bruselas. En 2004, la cervecería ganó otro premio por la sustentabilidad de sus parámetros de producción, entre los que se destaca el reciclado de cajas y botellas.

Balashi también produce las cervezas Chill, suave y con un poco de limón que en 2013 fue galardonada con el  iTQi Superior Taste Award, y Hopi Bon, lanzada a finales de 2016.

Aruba tiene todavía más opciones para los fanáticos de la cerveza. La compañía Shoco Beer Co creó seis bebidas artesanales inspiradas en el estilo de vida de la isla: Pineapple Wheat Wave, TanLine Tangerine IPA, Sun of a Beach Prickly Pear Wheat, Long Legged Lager, Blood Orange Blonde y  One Hoppy Island Toasted Coconut Pale Ale.

Por otra parte, si de cocteles se trata, el más famoso de la isla es el Aruba Ariba, inventado en el Bali Bar del Aruba Caribbean Hotel en los años 60. La bebida lleva el licor local Coecoei, vodka, ron, crema del plátano, un toque de granadina y jugo de fruta. Esta mezcla se vierte sobre hielo, se agita suavemente y se remata con un toque de Grand Marnier.

Otros cocteles característicos de la Isla Feliz son el daiquiri y el mojito infundidos con Palmera Rum, una marca local de ron que se produce y embotella a mano en una fábrica en Oranjestad hace casi 50 años. La empresa elabora 12 mezclas diferentes. El ron de coco es el favorito de los visitantes, mientras que los lugareños son leales al original Palmera Rum, conocido por su dulzura de roble con toques de vainilla.

Para quienes prefieren no tomar alcohol, los vendedores callejeros ofrecen a los turistas la oportunidad de disfrutar del agua de coco. El tope de esta fruta tropical es cortado a la vista de los clientes para asegurar su frescura.

El final de esta amplia lista de bebidas concluye con el agua corriente, que es potable en toda la isla y tiene el aval de la Organización Mundial de la Salud- OMS. Los arubianos la llaman Balashi Cocktail en referencia a la región en donde se encuentra la segunda planta de desalinización más grande del mundo. Así, cualquiera puede comprobar la aclamación mundial por su calidad y sabor con tan solo abrir el grifo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...