La música a favor de tu salud

por María Alejandra Perdomo

 

 

La música ha sido uno de los más estimulantes y nobles acompañantes que hemos tenido en nuestra existencia. Sea para reafirmar nuestro ser, para ambientar momentos épicos en nuestra cotidianidad, para acariciarnos en los momentos más duros del camino, o como forjadora de nuestra cultura, lo cierto es que este exquisito producto de la creatividad humana resulta, invariablemente, una compañía casi inmejorable.

Así lo destaca la doctora especialista en Medicina Clínica Neurológica para niños y adultos Mary Pérez, quien durante más de 20 años ha ejercido estudios en la materia en el Centro de Diagnóstico Neurológico ubicado en la Clínica Lugo de Maracay, donde establece la importancia que tiene la música, no solamente al ser percibida por nuestro cerebro, activando ambos hemisferios cerebrales, sino que también la concentración, la memoria y la disciplina suele mejorar hasta un 25% con esta actividad, beneficiando extraordinariamente a todo el cuerpo en general.

De igual forma, estudios realizados en una amplia población de estudiantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford comprobaron mediante la utilización de electroencefalogramas que el cerebro de todos los seres humanos se activa exactamente del mismo modo cuando se escucha una pieza musical, independientemente de las experiencias previas y las preferencias musicales individuales. En concreto, los experimentos revelan que oír una melodía por primera vez pone en acción a estructuras implicadas en la planificación del movimiento, la memoria y la atención.

Es así como a continuación, más allá de celebrar las mieles de la música, compartiremos los muchos beneficios, científicamente comprobados, que la música tiene para nosotros:

Aumenta nuestro rendimiento intelectual y estimula el cerebro

Varias investigaciones médicas han manifestado que escuchar música o tocar un instrumento provoca que se activen partes del cerebro que ayudan a mejorar el aprendizaje y la retención de información. Pero no solo eso, pues escuchar música mejora nuestra concentración, de manera que nuestra capacidad para asimilar la información es también superior y nos hace más creativos.

Nos ayuda a relajarnos

Escuchar música genera numerosas reacciones en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro y además, tiene efectos directos sobre nuestro estado de ánimo. Entre otros, consigue que nos evadamos de nuestras preocupaciones ya que reduce nuestros niveles de estrés y ansiedad.

Ayuda a combatir el dolor:

La música sirve como un distractor y hace que el cuerpo libere endorfinas (moléculas de la felicidad), que actúan como analgésicos naturales y que ayudan a contrarrestar el dolor.

Mejora la coordinación de nuestro cuerpo

Escuchar música puede reducir la tensión muscular y mejorar la coordinación y los movimientos de nuestro cuerpo. Se han demostrado sus notables beneficios para la recuperación de la actividad física en personas que se están rehabilitando tras sufrir trastornos del movimiento.

Ahora que eres consciente de los beneficios que aporta la música, la búsqueda del equilibrio físico y mental te será mucho más fácil. La música está al alcance de cualquiera, de modo que es la opción ideal para tener una vida mucho más saludable ¡y con mucho más ritmo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...